Thursday, April 4, 2019

Cómo mantener el equilibrio en nuestras finanzas



El mundo de la economía y las finanzas es sin duda uno de los más complicados, tanto a nivel macroeconómico como a nivel doméstico. Es más, incluso antes de que se inventaran esas ciencias, ya todo el mundo tenía conciencia de ellas, de hecho desde la invención de la moneda se puede decir; y la partida doble, antes de que se inventara esa denominación, era algo tan simple como realizar las entradas del "debe" y el "haber",  que lo mismo sirven para una empresa internacional que para nuestra modesta economía familiar.

Para abrir boca en este nuevo blog que espero nos resulte útil y divertido a todos, y no uno de esos difíciles y enrevesados manuales que sólo algunos expertos en ciencias económicas pueden entender, empecemos con unos simples consejos sobre cómo poder mantener el presupuesto en un asunto que a todos nos interesa: nuestro propio hogar.

-Nunca vayas de compras con hambre. Los estudios demuestran que es más probable que gastes demasiado.
-Antes de pagar tus facturas, calcula el 10% de tu presupuesto y guárdalo en algún lugar; considéralo como una cantidad para el ahorro.
-Antes de comprar cualquiera cosa, calcula cuántas horas le llevó ganar la cantidad que estás dispuesto a pagar por ella; es una buena manera de evitar compras por impulso.
-Conserva todos tus recibos o haz los tuyos propios, y al final del día haz una lista de tus gastos. Sobre eso, piensa en lo que has gastado de forma innecesaria, e intenta pensar en que el próximo día lo harás mejor.
-Crea listas de compras antes de ir de compras, y compra solamente aquello que esté en la lista.
-Si pagas tus compras con tarjeta de crédito, asegúrate de que abonen el importe en menos de 48 horas.
-Mantente saludable, come bien y haz ejercicio. Los problemas de salud pueden ser la mayor razón para que mermen tus finanzas.
-Preferiblemente paga tus compras en efectivo, para no gastar dinero que no tienes.
-Prepara en casa tu propio almuerzo para el trabajo: no sólo es más sano, sino que el ahorro es considerable comparándolo con comer en algún establecimiento, aunque sea de menú.
-Intenta pensar en un objetivo de ahorro: viajes, un coche, la jubilación... Recuérdate continuamente tus metas financieras y así obtendrás motivación para una vida más frugal.
-Ya sea para preparar la cena o para hacer tu propio cambio de aceite del coche, sé creativo y trata de hacer las cosas por tu cuenta. Esto te ahorrará dinero y aprenderás algunas cosas nuevas de paso.
-El tiempo es dinero. Para ahorrar dinero tendrás que aprender a administrar tu tiempo. Enfoca tu atención en las tareas más importantes y productivas.

No comments:

Post a Comment